Hágase simpatizante: Únase y trabaje por una política seria y honesta . ¡Lea y firme hoy el MANIFIESTO!

El Plan Estratégico de Santa Brígida recoge al sector del vino como una de las fortalezas de la economía local

Unas cuantas familias viven días de mucho ajetreo en Santa Brígida, vendimiando unas viñas que este año no han sido todo lo generosas que quisieran. Este mes de agosto  comenzaron las bodegas de las medianías a recolectar sus uvas y mimar sus caldos para obtener unos vinos que cada año crecen en prestigio y reconocimiento. Hemos estado cerca y pendientes de estas tareas en fechas decisivas, y los que ya recogieron la cosecha apuntan que han logrado sobre un 40 o 50 por ciento de lo que es habitual. Con todo, sus ánimos no decaen y dedican todo el tiempo del que disponen a la elaboración de unos caldos que compensen, por su calidad, lo que la naturaleza les ha mermado.

El municipio satauteño acoge en torno a una decena de las bodegas de mayor prestigio y antigüedad de la isla. Estas industrias, perjudicadas por la constante competencia de los vinos importados de la Península a precios muy bajos, han sufrido el impacto de la falta de turistas en las islas por el covid-19, con una caída muy importante de la venta de sus productos. En la villa se producen varios de los mejores vinos de Gran Canaria, gracias al esfuerzo de Bodegas Volcán, Lava, San Juan, Ventura, Rincón del Guiniguada, Hoyos de Bandama, El Castaño, Montealto, Vandama, Juan Escudero, quienes mantienen no sólo un sector productivo y agrícola, sino también uno de los paisajes más singulares de la comarca centro de la isla.

En el Plan Estratégico, este sector quedó recogido como una de las fortalezas de la economía local, por la tradición vitivinícola estrechamente vinculada a la denominación de origen gran canaria.

Es importante la atención permanente a este sector, lo cual tuvo atención preferente en el Plan Estratégico de Santa Brígida, promovido y elaborado en la pasada legislatura en la que ANDO Sataute lideraba el gobierno municipal, con José A. Armengol Martín de alcalde. Se convocó una mesa de la vitivinicultura de Santa Brígida como espacio para abordar en profundidad el sector. En el citado Plan Estratégico, este sector quedó recogido como una de las fortalezas de la economía local, por la tradición vitivinícola estrechamente vinculada a la denominación de origen gran canaria.

La Vanguardia se hacía eco días atrás en sus medios digitales de la presencia de la Bodega y Vinos Lava entre los 17 vinos tintos más interesantes de España. Juan Manuel Martín, propietario junto a sus hermanos Guillermo y Mari Carmen, y enólogo de dicha bodega nos comentaba que la elección había sido realizada, entre un centenar de vinos, por varios periodistas y críticos de vinos, entre los que estaba, por ejemplo Ferrán Centelles, ex sumiller de El Bulli que escribe para la revista digital inglesa especialista en vinos, Jancis Robinson. A finales de agosto, aún no había iniciado la vendimia, porque sus viñedos están en zonas altas, como Pino Santo, en San Mateo con parras emblemáticas y centenarias y parras en Artenara que están empezando a recuperarse tras el incendio del 2019.

Es importante, añade Juan Manuel Martín, contribuir a potenciar una cultura del vino como la hay en otros sitios

ANDO Sataute coincide con él en la importancia del relevo generacional, para que no se pierdan los viñedos antiguos y se facilite la continuidad de futuros cosecheros. Es importante, añade, contribuir a potenciar una cultura del vino como la hay en otros sitios.

En la Bodega Rincón del Guiniguada, ultimaron la vendimia de este año a mediados de agosto con la habitual reunión de la familia y allegados. José Domingo Déniz Santana, que dirige la bodega junto a su mujer Conchi Martín Hernández,  nos comenta que la vendimia de este año no ha sido para tirar voladores; primero por el perjuicio de un hongo, luego las lluvias a destiempo en la fase de maduración y finalmente el intenso calor que precipitó la vendimia. Se recogió en torno a un cuarenta por ciento de lo habitual. Pese a ello, con una minuciosa selección de la uva recolectada, la esperanza de obtener un buen vino sigue intacta. Esta bodega lleva elaborando vino desde el año 2000 con uva propia, y desde entonces no han parado de crecer y dar a conocer sus vinos en cualquier oportunidad que se les presente. Con unas instalaciones dignas de admiración, es una de las primeras bodegas de Gran Canaria que han sido seleccionadas para estar en la Ruta del Vino de Gran Canaria.

La Bodega Rincón del Guiniguada, es una de las primeras bodegas de Gran Canaria que han sido seleccionadas para estar en la Ruta del Vino de Gran Canaria

Pasaron en el mes de mayo la segunda auditoría realizada por ACEVIN, que les permite formar parte de la prestigiosa Ruta del Vino de España, que ha sido promovida entre otros por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de Vinos de Gran Canaria y el Cabildo de Gran Canaria.

Al frente de la Bodega-Viñedos Ventura se encuentra otro de los grandes del mundo vitivinícola de la Villa de Santa Brígida, Javier Ventura, que también vendimió algo menos de un cincuenta por ciento respecto al año pasado, principalmente porque el mildiu de  la viña dio fuerte al empezar a formarse los racimos sobre el mes de abril y mayo; y luego, el calor y los pájaros, que este año no han sido pocos. No obstante, esta emblemática bodega de viñas octogenarias no se queja de su suerte, con una buena cosecha en premios que reconocen su buen hacer.

Javier Ventura, considerado como un artesano del vino, se consagró este año en los premios CATAVINUM 2021 con cuatro medallas, dos de oro y otras dos de plata.

Considerado como un artesano del vino, se consagró este año en los premios CATAVINUM 2021 con cuatro medallas, dos de oro y otras dos de plata, entre más de 3000 bebidas compitiendo. El pasado 28 de febrero el Concurso “Catavinum World Wine & Spirits  Competition” publicó los resultados de la cata de vinos y licores del mundo de la edición 2021, al que se presentaron vinos de más de 20 países. Los orígenes de la Bodega-Viñedo Ventura, se remontan a dos generaciones atrás, cuando su abuelo Alfonso Ventura plantó su propias viñas, apostando por moscatel de Alejandría y listan blanco y negro.

También tenemos otras bodegas en la Villa con una destacada trayectoria, y que ya han sido certificadas para integrarse en la Ruta del Vino de Gran Canaria, como son La Bodega Hoyos de Bandama y La Bodega San Juan que cuenta en sus instalaciones con un Museo del Vino en la  Finca El Mocanal, donde se ubica la Bodega que tiene gran tradición histórica que se remonta a cinco generaciones.

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *