Hágase simpatizante: Únase y trabaje por una política seria y honesta . ¡Lea y firme hoy el MANIFIESTO!

La ordenanza del Taxi preocupa al sector por el coste del sistema de gestión de flotas que recoge

El sector del taxi de la Villa de Santa Brígida cuenta ya con una Ordenanza Reguladora del Servicio de auto-taxi, tras la aprobación en el pleno del pasado mes de septiembre, en la que se recoge, entre otros aspectos, la integración de todos los auto taxis en un Plan de Gestión de Flotas, con el que se busca una mayor eficiencia y mejorar la protección de datos de las personas usuarias. Ando Sataute advirtió de su abstención antes de la votación porque no se había incluido en el expediente la redacción final de la ordenanza, a la que procedía hacer muchas correcciones, como las relativas al lenguaje inclusivo y otras propuestas que se habían presentado y aceptado.

Ando Sataute pidió al grupo de gobierno la inclusión de subvenciones en el plan del próximo año, ayudas económicas para que este sector pueda asumir el coste que les supondrá la implantación del Plan de Gestión de Flotas

Para de Taxis del Monte, en el Monte Lentiscal

Asimismo, Ando Sataute pidió al grupo de gobierno la inclusión de subvenciones en el plan del próximo año, ayudas económicas para que este sector pueda asumir el coste que les supondrá la implantación del Plan de Gestión de Flotas y el coste del cálculo del lucro cesante. Las personas profesionales del taxi han reiterado su malestar y presentaron una alegación en este sentido, denunciando el elevado coste que les supondrá pasar de los 150 euros anuales del sistema de radio taxi actual, a los 600 euros que estiman les puede suponer integrarse en el sistema de gestión de flotas.

La concejala de Ando Sataute, Avelina Fernández Manrique de Lara, felicitó en su intervención a la Concejalía de Asuntos Sociales por su trabajo de corrección del documento añadiendo el lenguaje inclusivo, tal y como había propuesto Ando Sataute. Sin embargo, advirtió que el expediente que se traía a pleno para la aprobación de esta ordenanza, adolecía de una formulación clara y definitiva. Por otro lado, y pese a esta demora, criticó que no ha existido una verdadera negociación con las personas taxistas, hasta el punto de que ninguna de las alegaciones presentadas por el sector fueron admitidas. Tampoco consideró que los artículos referidos a la participación de las asociaciones en la Mesa del Taxi, con expresiones como “asociaciones más representativas”, garantizasen la representación de todos los afectados, dando juego a la arbitrariedad de si es o no más representativo alguno de los colectivos afectados, especialmente si hablamos de nuestro municipio en el que no cabe pensar en un núumero de asociaciones que haga irrealizable o ineficaz este órgano consultivo.

Avelina Fernández lamentó que se desestimara la alegación, por la que todos los vehículos taxis dispongan de alzadores homologados para niños y niñas, “considero una falta de sensibilidad y respeto hacia los derechos de estas personas de una determinada edad, peso y altura”. Del mismo modo, lamentó que no se aceptara la alegación para establecer un Plan de Transportes en taxi para aquellas personas de lugares con poca presencia del transporte público y con necesidad de desplazamientos para atención médica o farmacéutica o por suministro de alimentación, “Cuando se podría, añadió, potenciar el Servicio de Taxi Guagua ampliando turnos y conexiones”, recordando que fue una de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento en el Plan de Recuperación Económica tras el COVID. Fernández aseguró que no dudaría en recurrir a otras instancias para el establecimiento de este recurso, tal y como ya propuso Ando Sataute para elaborar el documento “Santa Brígida Activa” en el punto número 29.

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *