Hágase simpatizante: Únase y trabaje por una política seria y honesta . ¡Lea y firme hoy el MANIFIESTO!

Empecemos por el principio…¿Saben qué se conmemora el 8 de Marzo?

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora tiene sus raíces en el movimiento obrero de mediados del siglo XIX, en un momento de gran expansión y turbulencias en el mundo industrializado, en el que la mujer comenzó a alzar cada vez más su voz. La vida de la mujer en Occidente por aquel entonces era una continua historia de limitaciones: ni derecho a voto, ni a manejar sus propias cuentas, ni formación y con una esperanza de vida mucho menor que la masculina por los partos y la violencia ejercida hacia ella.

Un ejemplo de esa creciente inquietud y debate entre mujeres se encuentra en 1848, cuando las estadounidenses Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Mott congregan a cientos de personas en la primera convención nacional por los derechos de las mujeres, en Estados Unidos.

Ambas mantuvieron que «todos los hombres y las mujeres son creados iguales» y exigieron derechos civiles, sociales, políticos y religiosos para el colectivo.

Entonces, recibieron burlas, especialmente en cuanto al derecho de las mujeres a votar, pero pusieron una semilla que en los siguientes años fue creciendo, destaca la ONU en un especial sobre el activismo de la mujer a lo largo de los años.

El 8 de marzo de 1857, miles de trabajadoras textiles decidieron salir a las calles de Nueva York con el lema ‘Pan y rosas’ para protestar por las míseras condiciones laborales y reivindicar un recorte del horario y el fin del trabajo infantil. Fue una de las primeras manifestaciones para luchar por sus derechos, y distintos movimientos, sucesos y movilizaciones (como la huelga de las camiseras de 1909) se sucedieron a partir de entonces. El episodio también sirvió de referencia para fijar la fecha del Día Internacional de la Mujer en el 8 de marzo.

Pero el episodio más cruento y con el que más se relaciona el día de la mujer fue el incendio de la fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co. de Nueva York el 25 de marzo de 1911, el desastre industrial con más víctimas mortales en la historia de la ciudad de Nueva York y el cuarto en el número de muertes de un siniestro industrial en la historia de los Estados Unidos. Las trabajadoras y sus compañeros no pudieron escapar porque los responsables de la fábrica habían cerrado todas las puertas de escaleras y de las salidas, una práctica habitual entonces para evitar robos.  El fuego causó la muerte de 146 personas: 129 trabajadoras y 17 trabajadores, dejando otras 70 heridas. La mayoría de las víctimas eran mujeres jóvenes inmigrantes de Europa del Este e Italia de entre catorce y veintitrés años de edad. El desastre en la fábrica textil Triangle Shirtwaist obligó a importantes cambios legislativos en las normas de seguridad y salud laborales e industriales y fue el detonante de la creación del importante Sindicato internacional de mujeres trabajadoras textiles (International Ladies’ Garment Workers’ Union) que lucharía por mejorar las paupérrimas condiciones laborales de esos tiempos.

Por eso el domingo próximo, en vez de felicitarnos a las mujeres, ayúdanos…

A seguir luchando, a seguir consiguiendo nuestros derechos porque seguimos sin una igualdad real, porque seguimos con una brecha salarial, con un techo de cristal en nuestras profesiones, sufriendo una violencia de género que se ha llevado ya desde el 2003 más de 1000 mujeres contabilizadas por el Ministerio de Igualdad del Gobierno de España, con una violencia sexual que va en auge y una educación completamente diferente e insuficiente para niños y niñas que solo perpetúa el sistema patriarcal, el machismo y toda la discriminación y sufrimiento que conlleva.

Por eso pedimos acciones informativas y formativas que si hagan de esta sociedad una mucho más igualitaria y sana para poder vivir todas en ella

No necesitamos aprender a coser, aprender a taladrar o a realizar tocados, no va a solucionar nada aprender a defendernos si nos siguen atacando y viendo como las culpables a nosotras cuando sufrimos una agresión, no vamos a cambiar si no cambiamos desde dentro y para eso hace falta formarse y tener una perspectiva feminista en la que todas y todos luchemos por tener los mismos derechos y vernos como personas diversas pero iguales….

¿Tú qué piensas ahora que sabes por qué celebramos este día y todo lo que nos queda por conseguir?

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *