Hágase simpatizante: Únase y trabaje por una política seria y honesta . ¡Lea y firme hoy el MANIFIESTO!

ANDO Sataute advierte al consistorio de vertidos incontrolados de productos tóxicos y peligrosos para la salud de la población

La organización ANDO Sataute advierte de los vertidos de residuos de fibra de vidrio, altamente contaminantes y nocivos, junto a materiales de aislamiento, aluminio, restos de poda y otros escombros en los terrenos ubicados entre el estadio de Los Olivos y el Complejo Municipal de Deportes. Estos hechos coinciden con la ejecución de las obras de mejora del polideportivo iniciadas en el anterior mandato y que obligarán al cierre de la piscina y del gimnasio en los próximos días. Sin embargo, desde el grupo en la oposición se insta al actual grupo de Gobierno a que controle los trabajos y la gestión de los residuos, especialmente aquellos que puedan afectar a la salud de las personas que se acercan a dichas instalaciones.

Las obras se realizan porque el proyecto del Complejo no tuvo en cuenta la acumulación de humedades en la zona de la piscina y otras dependencias, lo que ha provocado que con el paso de los años los materiales de construcción hayan sufrido un rápido deterioro. Asimismo, con estas obras se trasladarán y ampliarán las dependencias del gimnasio, en la planta baja, mientras las oficinas administrativas ocuparán el espacio de gimnasio en la planta superior.

El Consistorio adjudicó en abril pasado a la empresa Maquinarias Paco el contrato de los dos lotes que salieron a concurso para la reparación de estructura y ventilación de las fachadas exteriores de la piscina del Complejo Municipal de Deportes y la reordenación interior de los usos del polideportivo, gimnasio y oficinas. El importe de salida de ambos proyectos era de unos 142.000 euros, siendo adjudicados por unos 120.000 euros al ser el criterio único del concurso el del menor precio ofertado para las obras establecidas en los pliegos de ambos lotes.
Las obras tienen un plazo de ejecución de 4 meses en ambos lotes: la reordenación de usos del polideportivo gimnasio y oficinas, con un presupuesto de salida de 90.965,84 euros (impuestos incluidos); y la reparación de estructura y fachada ventilada fachadas exteriores piscinas y polideportivo, que contaban con una oferta de salida de 51.368,55 uros (impuestos incluidos). La empresa Maquinarias Paco presentó la mejor oferta, por 119.200,00 euros para ambos lotes (76.600 y 43.200, respectivamente).
El proyecto del lote 1 contempla la reparación de la estructura y las fachadas ventiladas de las fachadas exteriores de la piscina del Complejo Municipal de Deportes y la reparación de la estructura metálica de la fachada sureste. En cuanto al segundo lote, principalmente, se trata de trasladar las oficinas administrativas de la planta baja a la planta superior, donde se encuentra el gimnasio que ocuparía la zona administrativa.
Los trabajos más complejos son los relativos a la fachada de la piscina, donde se ha comprobado la formación de condensaciones sobre la superficie de vidrio y en la carpintería metálica de aluminio. La cantidad de condensación es importante llegando a producirse charcos de agua en el pasillo. La estructura metálica del techo de este pasillo presenta síntomas de corrosión y, según el servicio de mantenimiento de la piscina, ha sido reparada superficialmente en varias ocasiones con pintura.
En las fachadas Noreste y Noroeste se aprecian, también, signos de corrosión, aunque en menor medida, sobre todo en las superficies localizadas dentro de las cámaras de aire ligeramente ventiladas que se encuentran bajo los paneles fenólicos.
Después de examinar el cuarto de máquinas, las vías de impulsión y los conductos de extracción, se llegó a la conclusión de que la extracción de aire no está funcionando adecuadamente debido a la avería del equipo de tratamiento y como no hay una ventilación natural que equilibre el ambiente, se producen humedades relativas y, en consecuencia, presiones de vapor muy altas dentro del recinto de la piscina, sobre todo en la parte alta del graderío. Este nivel de humedad relativa tan alto junto a las temperaturas interiores hace que continuamente se produzcan condensaciones en casi todos los elementos del interior de la piscina pero sobre todo en aquellos cuya temperatura superficial es igual o inferior a la temperatura de rocío del ambiente. El aire impulsado al interior por el equipo de tratamiento, al no ser extraído adecuadamente, produce una sobrepresión en el interior del recinto; y, cargado de vapor de agua con elementos químicos en suspensión, busca salida a través de todos los espacios en los que encuentra fácil escape, filtrándose por los intersticios del panel fenólico de las fachadas hacia el exterior y al encontrar una superficie más fría, se condensa. La presencia de agua con productos químicos en suspensión sobre una superficie metálica, si se prolonga en el tiempo, termina por provocar corrosión.

Enlaces de interés

Compartelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *